RELIGIÓN

Una de las características más distintivas de la gente de Jalisco es su devoción a sus creencias religiosas. Desde la llegada de los españoles, la religión católica se consolidó como la más practicada en el estado y todas sus regiones tienen una muestra de la importancia que los jaliscienses le dan a su fe.

Uno de los recorridos religiosos más importantes del estado es la Ruta Cristera, testigo de la Guerra Cristera, en la que los fieles campesinos defendieron sus creencias ante la prohibición del culto religioso de la llamada “Ley Calles”.

La ruta está conformada, en su mayoría, por municipios alteños como Tepatitlán, Valle de Guadalupe, San Juan de los Lagos, Villa Hidalgo y Lagos de Moreno. Además de sus bellos templos, estas localidades cuentan con sitios de interés para los fieles, en donde se enaltece a los Santos Mártires que perdieron la vida en la Guerra Cristera.

Más que religión, las hermosas edificaciones a lo largo del territorio del estado también son parte de nuestra cultura, que se erigen como testigos de la historia de nuestra gente y nuestra tierra, de esos sucesos que hoy nos definen como jaliscienses.