ZONA ARQUEOLÓGICA TEUCHITLÁN O GUACHIMONTONES

Uno de los grandes atractivos del municipio de Teuchitlán es su Zona Arqueológica, conocida comúnmente como “Los Guachimontones”, que se caracteriza por su peculiar estilo arquitectónico: basamentos cónicos escalonados y patios circulares que integran además un Juego de Pelota y varias terrazas y edificios.

De acuerdo con los especialistas, el patrón arquitectónico de Teuchitlán está compuesto por una pirámide central, un patio circular elevado que rodea la pirámide, una banqueta circular que rodea el patio, entre ocho y doce plataformas rectangulares sobre la banqueta y criptas funerarias subterráneas debajo de algunas plataformas.

El sitio se encuentra sobre una meseta escalonada y las estructuras fueron adaptadas a la topografía del terreno, donde se aprovecharon las terrazas naturales y también se crearon nuevas.

El material arqueológico de Teuchitlán se distribuye en un área de 6 kilómetros cuadrados y el sitio conserva alrededor de 166 montículos, algunos formando círculos, 2 Juegos de Pelota, varias tumbas, plazas y una gran cantidad de terrazas que se extienden hasta el pueblo de El Refugio.

El círculo más grande se localiza en el Potrero de Guachimontón, de donde tomó el nombre el sitio, tiene un diámetro de 127 metros y el montículo central mide 19 metros de altura.

Cuando esta zona arqueológica esté abierta al público se realizará una visita guiada que tiene una duración de 1 hora aproximadamente. Inicia en la entrada al sitio, de allí se realiza el desplazamiento hacia el área de juegos de pelota y se presentará la información necesaria para el visitante.